3 ago. 2011

Practicando los verbos de la voluntad

Tenemos el gran poder de transformar nuestra realidad por medio de la voluntad.
Podemos comparar la voluntad con los músculos de nuestro cuerpo.
Cuando los sometemos a una disciplina de  ejercicios, más grandes, más fuertes se ponen.
De modo contrario se entumecen, en la medida que dejamos de movernos….
Lo que no se usa se atrofia!!!
Cuanto mayor es la voluntad, mayor es  la posibilidad de transformación porque está relacionada con la energía y fuerza que ponemos en ello.

"La Voluntad es la Energía del Alma"

Es el motor para perfeccionar los valores que ya tenemos y la fuerza para sumar nuevos.
La voluntad se manifiesta en la acción que nos hace realizar las cosas, por encima de las dificultades, los contratiempos y el estado de ánimo.

No es tan difícil…

Podemos empezar con acciones sencillas, cotidianas, con actividades que nos cuestan trabajo o que consideramos poco importantes, normalmente son las que nunca tenemos ganas de hacer.

Si tenemos:
  •   Orden y horarios en lo que vamos a hacer, se convertirá en hábito, que ante la repetición, se fortalecerá y cada vez nos costara menos.
  • Constancia   
  • Capacidad de Atención - Observación - Concentración - en la tarea a realizar 
  • Metas claras, cercanas y concretas (una cosa a la vez)
Teniendo en cuenta que la voluntad es directamente proporcional al interés y la habilidad de cada uno; debemos aprender cosas nuevas para poder sustentarla.
Como la Voluntad se manifiesta "haciendo”

 Hoy vamos a poner en práctica los verbos de la voluntad… 


Te animas?


Querer, Intentar, Decidir, Proponerse, etc...





¿Se te ocurre algún otro verbo?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...